yoga en el embarazo- Colchón de cuna

Yoga en el embarazo

1 Te mantiene fuerte

El yoga en el embarazo es te mantiene fuerte, tanto para soportar el peso añadido que has ganado durante el embarazo como para reforzar la parte superior de tu cuerpo. Así podrás llevar a tu bebé a brazo todo el tiempo que quieras.

 

2 Alivia los achaques

El yoga refuerza los músculos que soportan el peso de tu bebé aliviando la presión en la zona lumbar y reduciendo mucho ese dolor de espalda tan habitual en el embarazo.  Si sufres del nervio ciático te irá muy bien.

Posturas recomendadas: La paloma y la media luna

 

3 Te enseña a respirar

Los ejercicios de respiración te ayudan a calmarte y también a maximizar el flujo de oxígeno cuando lo necesites. Son perfectos  para controlar el dolor durante los ejercicios de parto y durante el momento de dar a luz.

 

4 Te enseña equilibrio

Las posturas de equilibrio, como la del árbol o la de la media luna te ayudan a sentirte cómoda con tu nuevo centro de gravedad. La postura del guerrero es muy buena para estirar y fortalecer los músculos necesarios para contrarrestar esa gran barriga.

 

5 Te ayuda a ensanchar las caderas

A medida que avanza el embarazo puedes adaptar su práctica hacia la preparación al parto. Ponerte en cuclillas y otras poses de apertura de las caderas ayudan a tu bebé a colocarse bien y facilitan el empuje. Te ayudan a lidiar con el dolor y facilitan el parto.

 

6 Calma la ansiedad

El control de la respiración, un ambiente calmado, estiramientos y relajación. Deja que todo fluya en este momento. Este descanso del bullicio te ayudará con la ansiedad acerca de tu salud, del nacimiento, de cualquier cosa que tengas que hacer o que te preocupe.

 

7 Estrecha lazos con tu bebé

El yoga en el embarazo aporta a las mamás una gran habilidad para conectar con la experiencia de estar embarazada y estrechar lazos con el bebé. Es fácil perder esta conexión durante el día a día, así que dedicar tiempo a relajarte y conectar puede ser un verdadero regalo.

 

8 Te ayuda a descansar

La postura de la relajación que se realiza al final de cada clase de yoga se llama Savasana, y también puede hacerse recostada de lado en las clases de yoga prenatal. Los beneficios son los mismos, aprender a calmar tu cuerpo y mente y descansar cuando tu horario está fuera de control.

 

9 Te ayuda a conocer otras mamás

Las clases de ejercicio prenatal son una forma estupenda de conocer otras futuras mamás. Como transición a una nueva fase de tu vida, tener el apoyo de mujeres que saben por lo que estás pasando es increíblemente beneficioso.

 

10 Aumenta la confianza

Sentimientos hasta ahora desconocidos y algún que otro efecto secundario incómodo suelen dar lugar a una sensación de malestar general durante el embarazo. Ver el poder de tu cuerpo es un gran refuerzo positivo y las palabras de sabiduría del instructor te recordarán tu gran fuerza interior.

 

Y una vez nazca tu bebé es muy recomendable seguir con el yoga. Aprovecha cuando tu bebé duerma sobre su colchón de cuna para seguir poniendo en forma tanto mente como cuerpo. Las tres posturas más recomendadas para después del embarazo son estas.  

 

23 de abril, 2014 1 comentario colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

1 comentario

  1. […] El yoga después del embarazo es igual de bueno que durante el embarazo. […]

Deja un comentario