El descanso del bebé, ¿cuándo usar una almohada?

El descanso del bebé, ¿cuándo usar una almohada?

Puede que pienses que una almohadita haga más confortable el sueño de tu bebé en el colchón de cuna, pero lo más recomendable es no usarla durante su primer año de vida. El descanso del bebé está casi asegurado en cualquier sitio, son capaces de dormir bien sin necesidad de una almohada que además puede entrañar riesgos.

Ten en cuenta que el cuello del bebé es demasiado pequeño en relación con el tamaño de su cabeza, y una almohada lo único que conseguiría es forzar su columna a una posición antinatural mientras duerme en la cuna. Asimismo, si tu bebé se voltea en el colchón de cuna podría quedar con la cara presionada contra el almohadón, y respirar el CO2 de sus respiraciones anteriores, algo que como puedes intuir no es muy recomendable.

Un buen colchón de cuna es lo único que tu futuro hijo necesita para descansar bien desde el principio. La cuna de bebé debe estar libre de juguetes, protectores y otros objetos blandos, para que el bebé pueda dormir adecuadamente y respirar con facilidad.

¿En qué momento puede empezar tu hijo a usar almohadas?

Llega un momento en el que tu pequeño se hace mayor y pedirá dormir con almohada, suele ser alrededor de los dos años. Los especialistas siguen recomendando que mientras podamos evitarlo no utilice, pero aun así para esta edad ya existen almohadas especialmente diseñadas para ellos. Son muy finas, no demasiado blandas y del mismo tamaño que las camas infantiles. Mejor si poseen funda lavable hecha de tejidos suaves y materiales transpirables.

Para poder utilizar almohada, mantitas o edredones es preciso que el bebé tenga autonomía y suficiente movilidad. Es importante que pueda darse la vuelta con libertad para que le resulte sencillo cambiar de posición, tanto si queda en contacto directo con la almohada y le impide respirar, como para quitar y ponerse el edredón en caso de cambios de temperatura. Suelen adquirir esta soltura alrededor del año.

Recuerda que las edades que te damos aquí son solo orientativas, nadie mejor que tú para conocer el ritmo de crecimiento de tu futuro bebé. Y sí, crecen muy rápido, ¡pero que muy rápido!

23 de diciembre, 2013 Sin comentarios colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

Sin comentarios

Deja un comentario