banador-panal-y-gorro-flamenco-zoocchini

Cuidados del bebé para verano

Los veranos nunca son fáciles para nadie, especialmente en las zonas con elevadas temperaturas. No lo es para ti, para tu bebé no es diferente y, si estás leyendo este post es que como nuevo padre o madre te preguntarás cómo se puede mantener al bebé fresco durante el verano.

Cuida su dieta

Si el bebé todavía está tomando la leche materna, asegúrese de alimentarlo con frecuencia para mantenerlo hidratado. Si ya ya pasado esa fase, el bebé ya no estará protegido por los anticuerpos de su madre y necesitan desarrollar su inmunidad. Para ello, lo mejor será entonces consultar al médico para recibir una opinión profesional.

Hidrátalo mucho

Se recomienda que toda agua sea hervida previamente para deshacernos de posibles bacterias y prevenir cualquier enfermedad. Si el agua que toman es embotellada, verifica el sello de calidad y observa a tu bebé por si muestra signos de deshidratación.

La deshidratación puede afectar a su bebé y no darse cuenta. Esta se manifiesta a través de la orina (poca cantidad) y fiebres, vómitos, diarrea, labios secos o irritabilidad en la piel, entre otras.

También es importante hidratarle la piel durante el verano. Los masajes con aceite son una buena solución para evitar las erupciones u otro tipo de problema en la piel que pueda provocarle el sudor.

Controla las erupciones

Las erupciones por calor en los bebés son bastante comunes. Algunos expertos recomiendan poner dos cucharadas de polvo de sándalo en el agua de baño y aplicar polvos de talco para mantenerlo siempre fresco.

También, muchos pediatras dicen que el polvo de talco en la piel del bebé puede tener un efecto de enfriamiento en la piel del bebé y prevenir las erupciones causadas por el sudor.

Otras recomendaciones para evitar irritaciones en la piel es cambiale el pañal con frecuencia y ponerle ropa suelta.

Protégelo de mosquitos o insectos

Los bebés necesitan protección adicional para combatir todo tipo de insectos. Usa repelente de mosquitos, pero asegúrese de que sea orgánico y que el bebé no es alérgico al producto. El aire acondicionado es una buena forma de mantener alejados a los mosquitos. Lo ideal es que la temperatura de su dormitorio o donde más suela estar ronde los 25º.

Ropa suelta y fresca

La ropa suelta y fresca garantizará que el pequeño pueda respirar y su piel no se asfixie. Esto, además, le evitará sufrir erupciones por el calor. Los gorros son una buena forma de proteger al bebé del sol, pero cuidado, en algunos casos este puede darle todavía más calor y es mejor evitarlos. No te preocupes, el bebé se quejará si el gorro le molesta.

Cuidado con las quemaduras solares

Toda piel es delicada, pero la de un bebé es mucho más débil y puede quemarse muy fácilmente. Cada vez que salga a la calle asegúrate de poner protección solar para protegerlos de los fuertes rayos del sol, incluso aunque no vayáis a la playa y simplemente queráis dar un paseo.  De nuevo aquí el gorro le hará papel para no quemarse la cabeza y la cara. Será ideal para días muy calurosos y soleados.

17 de julio, 2019 Sin comentarios colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

Sin comentarios

Deja un comentario