comportamiento niños

La clave para el buen comportamiento de los niños

¿Sabías que los niños pequeños tienen un mejor comportamiento si establecen una hora fija para irse a dormir todos los días?

Parece algo muy lógico. Los padres suelen acabar muy cansados de trabajar y cuando llegan a casa solamente quieren acostar a sus hijos y tener unos minutos para descansar o pasar tiempo juntos. Sin embargo, sorprendentemente, un número alto de familias no establece una hora fija para acostar a sus hijos.

Rutina nocturna para mejorar el comportamiento

De acuerdo con un estudio británico publicado en Pediatrics, la rutina ayuda a que un niño esté dispuesto a dormirse pero también afectará de manera positiva a su comportamiento durante el día. Por otro lado, afirma que cuando se retrasa la hora de dormir de un niño, o incluso son irregulares, su comportamiento tiende a ser mucho peor.

Este estudio analizó el comportamiento de niños entre 3 y 7 años de edad, teniendo en cuenta sus horas y rutinas de sueño. Programar diariamente una hora para irse a dormir ayudaba tanto a los hijos como a los padres. Además, señalaba que a los niños también les ayuda a desarrollar conductas positivas para tener actitudes positivas tanto en el colegio como en casa.

Vínculo entre el comportamiento y las horas de sueño

Este estudio también destacó que cuanto más variables y tardíos eran los patrones de sueño de un niño, peor comportamiento tenía. Los niños que se acostaban más tarde de las 9pm (horario británico) tenían más problemas de actitud que los que se acostaban antes.

Los investigadores creen que los problemas de conducta pueden ocurrir porque los horarios irregulares afectan a los ritmos circadianos, que son los ritmos que ayudan a determinado los patrones del sueño. Esto afecta de manera directa en el funcionamiento físico y mental del niño.

Además, también se conoce que el buen descanso de un niño es muy importante para la maduración de ciertas partes del cerebro que están involucradas en la regulación del comportamiento. Esto es porque un horario irregular provoca que un niño descanse menos y con peor calidad, lo que puede interferir en el desarrollo del cerebro, dando lugar a efectos negativos que pueden durar mucho tiempo.

La importancia de una rutina de descanso

Hay muchos motivos por los que un niño puede tener un mal hábito de sueño, ya sea un entorno caótico en casa o el uso de aparatos digitales como la TV.  Pero según este estudio, los patrones de sueño son reversibles. Es decir, a medida que estos mejoran y se comienza a seguir una rutina, el comportamiento también mejora.

Así pues, si eres padre/madre y estás leyendo este artículo, deberías de aplicar esta rutina. No solo mejorarás el comportamiento del niño, sino que también te dará la oportunidad de tener un momento de calma para ti o para tu pareja, lo que se traduce en mayor calidad de vida.

21 de marzo, 2019 Sin comentarios colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

Sin comentarios

Deja un comentario