cama-casita-de-madera-montessori

Beneficios de una cama Montessori para tu bebé

cama-casita-de-madera-montessori

Cuando pensamos en la forma de cómo criar y educar a nuestros hijos siempre buscamos lo que sea más beneficioso para ellos. La gran pregunta es ¿qué puedo hacer yo por ellos que pueda serles de ayuda para el día de mañana?

Fomentar en ellos su propia iniciativa e independencia puede ser una de esas cosas que podemos hacer por ellos. Sabemos que al principio esto puede parecer algo complicado de conseguir e incluso que vaya en contra de nuestro sentimiento. Como madres siempre tenemos una parte a la que le encanta que nuestros hijos dependan de nosotras. Sin embargo, son conceptos que no se excluyen, que nuestros hijos sean capaces de valerse por sí mismos no está enfrentado con el hecho de que nos necesiten. De hecho, ese es un vínculo que viene por naturaleza y que se cimienta a lo largo de vida.

El desarrollo de esta autonomía puede iniciarse desde edades muy tempranas, y una buena forma de incentivarla es con las camas de suelo o también conocidas como cama Montessori. Estas suelen introducirse a partir de los 6 meses de edad o cuando nuestro bebé está listo para hacer el cambio de una cuna a una cama, aunque también hay padres que las utilizan antes.  Y ¿qué beneficios les aportan este tipo de camas?

  • Libertad de movimiento. Al no tener barandillas como una cuna, los niños no se sienten coartados y se pueden mover más libremente, además de entrar y salir de la cama sin ningún tipo de obstáculo.
  • Promueven su independencia. En la cama Montessori los niños pueden levantarse y leer un libro, o vestirse, sin la necesidad de que les ayude el papá o la mamá. Con el tiempo y especialmente cuando un niño tiene más edad, pueden decidir por sí mismos cuando están cansados ​​y acostarse. En este aspecto son ideales para esas siestas después de comer, en las que después de jugar un poco en la habitación, se acuestan a descansar.
  • Seguridad. Al estar el colchón de la cama a ras de suelo evitamos que nuestros peques puedan sufrir alguna caída durante la noche o al levantarse.
  • Se acabaron los llantos. Al hilo de lo que comentábamos líneas anteriores, el hecho de los niños tengan más libertad de movimiento evita que tenga que esperar en la cuna y llorar para que alguien acuda y lo saque. Aunque el niño todavía puede estar en su habitación, tienen mucho más poder y control sobre sí mismo.

Además de todos los beneficios de las camas de suelo, estas aportan a la habitación de nuestros hijos un toque moderno y diferente, ya que se presentan como acogedoras casitas de madera. Un rincón original, divertido y seguro, donde nuestros pequeños podrán disfrutar de sus mejores sueños.

Esta cama es mucho más que un espacio para dormir ya que también se puede usar como rincón de descanso, espacio de lectura o cabaña de juegos.

1 de febrero, 2018 Sin comentarios colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

Sin comentarios

Deja un comentario