beneficios de sillón de lactancia

7 beneficios de un sillón de lactancia.

beneficios de sillón de lactancia

No es precisamente un secreto que el balanceo tiene efectos calmantes, y para tu bebé no es distinto. Las mecedoras ayudan a pequeños y grandes a relajarse y conciliar el sueño. Los sillones de lactancia son una buena muestra de ello y también un espacio ideal donde pasar tiempo con tu bebé.

De la misma manera que el sillón de lactancia tiene muchos más usos que el de la propia lactancia, también son muchos los beneficios que tiene incorporar una de estas piezas en el mobiliario de tu casa o en la habitación de tu pequeño bebé.

El balanceo de estos sillones promueve el vínculo entre padres e hijos e incluso hay investigadores que sugieren que este balanceo en el pequeño puede mejorar el desarrollo emocional, social, cognitivo y motor.

Algunos sugieren que el balanceo es una técnica muy útil también en familias con niños adoptados para ayudar a fortalecer la vinculación entre ambos.

Para las nuevas madres que han dado a luz por cesárea, se dice también que el balanceo de una mecedora de lactancia disminuye el tiempo de recuperación. Los estudios dicen que las madres que usaron una de estas mecedoras en los días siguientes a una cesárea caminaron antes y dejaron el hospital un día antes.

Esta mejora en la recuperación se da también en personas que se recuperan de cualquier tipo de cirugía.

Los beneficios de un sillón de lactancia para mamás son muchos. 

Circulación antes del parto

El balanceo mantiene la circulación en movimiento. Si no puedes salir a caminar, pasar ratos en un sillón o mecedora de lactancia es una estimulación del cuerpo estupenda. Además, salir a andar cansa más que estar tranquilamente sentada, meciéndote mientras lees un buen libro, por ejemplo.

Confort después del parto

Las madres que han tenido un parto por cesárea deben recuperarse a ser posible en una mecedora de este tipo ya que les resultará mucho más confortable. Ofrecen una posición óptima que no tiene nada que ver con la posición en la que te sientas en un sofá. La mayoría de los padres que las han usado a diario afirman que son cómodos y ayudan con los dolores de espalda.

Los sillones de lactancia son el tipo de asiento más cómodo del mundo para mucha gente, en especial las mamás suelen sentir que este tipo de movimiento mientras el bebé se alimenta deja a su pequeño relajado y muy cómodo en sus brazos.

Olvida los brazos cansados

Recuerda que tener a tu bebé mucho rato en brazos durante largos periodos de tiempo hará que tus brazos se cansen y te sentirás incómoda. Casi todas las mecedoras para lactantes vienen con apoyabrazos para que puedas apoyar tanto los brazos como dejar que descanse la cabeza de tu bebé en una situación cómoda. Así ni papás ni mamás se sentirán cansados teniendo a su bebé en brazos. Los apoyabrazos acolchados son una característica distintiva que te va a encantar. El uso de estos reposabrazos junto con una almohada curva es lo ideal para descansar los brazos.

Alivio del dolor de espalda

Los sillones de lactancia son muy recomendables para las mujeres embarazadas como una forma de reducir el dolor de espalda. Para las mujeres embarazadas o las madres que acaban de dar a luz, los dolores de espalda suelen ser un problema común. Sentarse con los pies ligeramente elevados ayudará con los dolores de espalda. Estas sillas además tienen el respaldo acolchado que se adapta a la musculatura y alivia los dolores de espalda. Cuando estás senado puedes colocar los pies en alto para aliviar la presión en la parte baja de la espalda.

¿Sabes qué? Incluso el presidente Kennedy tenía una mecedora de este tipo en el despacho Oval para aliviar su dolor de espalda.

Mecedoras y endorfinas

Al balancearte en un sillón de lactancia o en una mecedora, tu peso corporal se mueve hacia detrás y hacia delante ayudante a mover tu energía en diferentes direcciones. Como resultado la presión arterial cae mientras la respiración disminuye, lo cual es muy bueno para tu salud.

Balancearse en el sillón de lactancia ejercita el cuerpo, la mente y el espíritu que te ayudan a mantenerte de buen humor.

El balanceo libera endorfinas, que son las hormonas encargadas entre otras cosas de que estemos de buen humor. Así que balancearte te ayuda a estar más relajado y sentirte mejor mientras pasas más tiempo con tu bebé. Lo tiene todo.

Ejercicio

Es una gran manera de que los padres que no son muy dados al ejercicio puedan alimentar a sus bebés sin esfuerzo. Sinceramente muchas madres después del parto y de los primeros días en casa prácticamente sin dormir no a todo el mundo le apetece hacer ejercicio. Un sillón de lactancia va a mantener el cuerpo en movimiento si generar mucha presión.

Varices

Dado que el balanceo estimula el sistema circulatorio, muchos sitios que hablan del embarazo recomiendan el balanceo para ayudar a prevenir las venas varicosas en las mujeres. Así que esto es un buen consejo para mujeres (y hombres) de cualquier edad.

 

 

11 de mayo, 2017 Sin comentarios colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

Sin comentarios

Deja un comentario