sillón de lactancia

5 Tips para elegir un sillón de lactancia

Con tantas opciones de estilos y precios que van desde unos cientos hasta miles de euros, el proceso de elegir el mejor sillón de lactancia para ti para tu bebé puede ser un poco difícil.

Si necesitas ayuda para reducir las opciones a la hora de elegir tu sillón de lactancia, te recomendamos que elijas primero el estilo que te gusta y luego te hagas estas cinco preguntas. Si puedes responder con un “Sí” a todas las preguntas, puedes comprar ese sillón de lactancia con tranquilidad, porque tú, tu bebé y el sillón estaréis bien.

¿Es cómodo?

Aunque hablar de la comodidad a la hora de elegir un sillón de lactancia puede parecerte obvio para mencionarlo, te sorprenderías de ver cuántas mamás (y papás) sacrifican la comodidad y la practicidad por cuestiones estéticas y de estilo.

Te guste o no, vas a pasar mucho rato en tu sillón de lactancia, asegúrate de elegir uno lo suficientemente cómodo en el que vayas a estar a gusto.

¿Puedes sentarte y levantarte con facilidad?

Tener un sillón de lactancia suave y cómodo es una necesidad, pero existe el concepto de “demasiado confortable”. Un buen sillón de lactancia debe ofrecerte suficiente apoyo para que puedas levantarte fácilmente después de amamantar sin molestar a tu pequeño durmiente. SI la superficie del sillón es demasiado blanda, o si es demasiad grande, puede ser difícil levantarte sin despertar al bebé, piensa en el rato que has estado balanceándote para poderlo dormir, y dime, ¿necesitas o no un sillón del que te puedas levantar fácilmente?

Algo con lo que debes tener cuidado si eliges un sillón de reclinación manual o automática es que te asegures de que puedes operarla cómodamente desde una posición cómoda sin tener que hacer malabarismos.

¿Puedes amamantar cómodamente en tu sillón?

La lactancia puede no ser un proceso muy sencillo, por lo que es importante elegir un sillón de lactancia que haga que la experiencia sea lo más cómoda posible para los dos.

En primer lugar, elige un sillón de lactancia con apoyabrazos amplios y acolchados. Si quieres seguir sintiendo tus brazos después de media hora de alimentación, esto es algo que vas a agradecer. Unos buenos apoyabrazos permiten una lactancia más fácil y un mejor agarre.

Los reposapiés son otra característica útil en un sillón de lactancia, especialmente si tus piernas no son especialmente largas. Elevar los pies quita presión sobre la espalda y además te relaja.

Otra cosa que debes tener en cuenta es el tejido resistente a las manchas y fácil de limpiar. La microfibra suele ser una buena opción, y también sabes que no puedes equivocarte con el cuero o con tejidos similares porque son impermeables y fáciles de limpiar. querrá elegir un tejido resistente a las manchas y fácil de limpiar para cuando las cosas se ensucien.

¿Es seguro?

Los sillones de lactancia tienen muchas ventajas, pero también hay que tener cuidado. Pueden llegar a pellizcar deditos y pies pequeños que me meten por sitios inesperados. Para evitar sustos, elige un sillón de lactancia que tenga bloqueo si es mecedora o uno que se recline de manera progresiva, como por ejemplo los eléctricos.

Asegúrate también de que los engranajes y el motor, si lo tiene, estén fuera del alcance los pequeños.

¿Es duradero?

La lactancia no va a ser para siempre, pero eso no significa que tu sillón de lactancia no pueda durarte mucho más tiempo.

Piensa en el futuro. Quizá un tejido rosa o azul celeste te pueden parecer la mejor opción ahora mismo para encajar en la decoración de la habitación del bebé, pero ¿qué vas a pensar dentro de cinco años? ¿Y de diez?

Un buen sillón de lactancia puede acompañar perfectamente a tu hijo/a desde la cuna hasta la universidad. Si no te imaginas a tu (ahora) pequeño acurrucado estudiando o no lo ves ofreciéndoselo a sus amigos cuando vienen a casa, quizá prefieras optar por algo más sutil.

Crea un espacio de lactancia sin estrés

Una vez que has encontrado tu sillón de lactancia perfecto, considera crear un espacio de lactancia perfecto en el que tengas todo lo que necesitas para alimentar a tu bebé y algunos pequeños lujos para ti al alcance de la mano. Así conseguirás una lactancia sana, cómoda y tranquila y uniréis lazos en un sitio inspirador.

8 de octubre, 2018 Sin comentarios colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

Sin comentarios

Deja un comentario