colchon-de-cuna-almohadones-de-retencion

Cuidado con el uso de almohadones de retención

A muchos padres les asaltan dudas a la hora de cómo dormir a su hijo, y de si deben usar las conocidas como almohadas de retención en las cunas de bebés. A nuestro entender es importante hacer caso a los consejos que se lanzan desde la FDA (Agencia de Fármacos y Alimentos en Estados Unidos), la cual advierte no utilizar ese tipo de almohadones. La razón es clara: este tipo de complemento para la cuna puede asfixiar al bebé e incrementa el riesgo de muerte súbita del lactante. Por eso mismo, es importante plantearse muy seriamente el uso de este tipo de accesorios de bebés que, en teoría, está pensados para la seguridad. Estos almohadones tratan de retener al niño, pero si ruedan sobre sí mismos es demasiado fácil que queden atrapados, o sobre el propio cojín, o entre éste y un lado de la cuna.

Dormir boca arriba en el colchón de cuna

Para reducir el riesgo de muerte súbita en bebés se recomienda que duerman boca arriba, y que lo hagan siempre sobre una superficie firme. Sin objetos blandos, ropa de cama suelta, juguetes, o cualquier otro complemento que pueda taparles la cara o impedirles respirar. Los cojines de retención también se encuentran dentro de este grupo de riesgo.

Seguramente hayas oído algunas ventajas de estos almohadones, como que reducen el reflujo y el riesgo de sufrir la cabeza plana. No obstante, si la cabeza plana es consecuencia de estar mucho rato en la misma posición, una almohada de retención no parece que vaya a ayudar mucho. Además, al tener unas formas tan específicas, como cuñas o rulos hechos con espuma, lo que consiguen estos almohadones es aumentar el riesgo de asfixia. Así que recuerda: forzar a un bebé a dormir en una posición fija no es nada recomendable, especialmente los primeros 6 meses de vida de los bebés.

Como hemos comentado, una superficie firme y completamente transpirable es la solución al riesgo de asfixia y al síndrome de cabeza plana, siempre y cuando lo cambies de posición cada cierto tiempo para reducir el riesgo de sufrir muerte súbita. Lo mejor es buscar un colchón de cuna adecuado y dejar a tu pequeño descansar con total libertad.

 

27 de enero, 2014 Sin comentarios colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

Sin comentarios

Deja un comentario