Bebés de un año - Colchón de Cuna

Conoce el descanso de los bebés de un año

Los bebés de un año siguen durmiendo en su colchón de cuna una media de 14 horas al día entre siestas y sueño nocturno.

Si tu pequeño duerme de seguido, enhorabuena, eso quiere decir que ha adoptado unos buenos patrones de sueño. Si no es así, tranquila, con tu ayuda y estos pequeños consejos lo conseguiréis muy pronto.

¿Cómo duermen los bebés de este tiempo?

Entre los 6 meses y el año los cambios son sutiles. Irás notando que tu bebé empieza a adaptarse a las rutinas del sueño, que ya va sabiendo cuándo es la hora de dormir y que se va despertando cada vez menos por la noche.

Las siestas pueden ayudar a dormir a tu bebé, pero debes elegir el momento y la duración adecuada. Si duerme demasiado por el día no dormirá ni mucho ni muy bien por la noche.

Lo normal es que duerma una o dos siestas diurnas en su colchón de cuna y que no duren más de dos horas.

Detecta el mejor momento para que tu bebé se duerma, e intenta que no sea en las tres o cuatro horas previas a la hora de dormir por la noche.

Muchos bebés que ya habían adaptado un patrón de sueño correcto, y que hasta ahora dormían bien en su cuna, empiezan a despertarse a partir de los 6 o los 9 meses. Puede que sea normal, en esta etapa van ocurriendo cambios claves en su vida.

Conoce los aspectos que puede influir en el sueño de tu hijo:

  • Ansiedad por separación: si ya no dormís en la mima habitación puede que se despierte porque ya no te huele y no os tenéis tan cerca como antes. Tranquila, en cuanto entres en la habitación y vea que sigues estando ahí para todo lo que necesite, se calmará.
  • Empezar a gatear: si tu bebé está empezando a dar sus primeros pasos, verás que es algo que le emociona mucho y que no quiere parar de descubrir el nuevo mundo que se le presenta, incluso por la noche. Es bueno que haga ejercicio y si se cansa es fácil que se duerma antes.
  • La hora del destete: si se despierta por la noche para que lo alimentes quizá sea el momento de que finalices la lactancia de tu hijo. Es una decisión personal, pero debes saber que los bebés de esta edad no suelen necesitar alimentarse por la noche.
  • Los dientes: como siempre decimos, cada bebé tiene su ritmo, así que puede que tu bebé tenga dientecitos desde los 4 meses o que todavía no tenga. De todas formas la dentición puede afectar a su ritmo de sueño habitual.

Ante esto lo normal es que puedan pasar dos cosas: que la emoción de tantos cambios en poco tiempo le quite el sueño o que el día agotador haya podido con tu chiquitín y caiga rendido en su pequeño colchón de cuna. Sea lo que sea, disfrútalo, es un gran momento.

26 de marzo, 2014 Sin comentarios colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

Sin comentarios

Deja un comentario