Bebés de 6 a 9 meses - Colchón de Cuna

Bebés de 6 a 9 meses, ¿cómo duermen?

Los bebés de 6 a 9 meses siguen durmiendo muchas horas, si sumamos el sueño nocturno y siestas diurnas. Lo normal es que haya ido estableciendo con el tiempo un horario más o menos regular, tanto para dormir como para despertarse, y también que ya duerma bastantes horas seguidas.

Tu hijo duerme más o menos unas 14 horas diarias, que suelen repartir en unas tres siestas diurnas y su correspondiente sueño nocturno. No te preocupes si tu bebé hace más de tres siestas, o no duerme más de cinco o seis horas seguidas, cada uno tiene su ritmo. De todas formas si sigue teniendo horarios muy irregulares para dormir y despertarse, es buen momento para enseñarle a dormir.

Claves para el descanso infantil

Tu hijo necesita poco a poco establecer horarios que le ayuden a descansar y recuperarse de todo lo que va aprendiendo poco a poco. Los horarios regulares para dormir, tanto durante el día como la noche, ayudarán a tu bebé a regular su ritmo de actividad natural.

Si se despierta por la noche o le cuesta dormirse a partir de los seis meses es fácil que sea porque han llegado dos momentos claves en su vida:

  • Ansiedad por separación: a esta edad puede que se despierte simplemente porque ya no dormís en la misma habitación. Tranquila, lo normal es que se calme en cuanto entres, le des unos mimos y vea que todo va bien.
  • Empezar a gatear: es fácil que esté aprendiendo a sentarse o a gatear, y por tanto a descubrir el mundo como nunca antes. Así que es comprensible que quiera seguir aprendiendo a cada segundo. Ten paciencia.

Hay algunas cosas importantes que pueden ayudar a tu bebé a establecer unos patrones de sueño que os irán bien a los dos:

  • Horarios: cuando un bebé entiende que hay un orden más o menos establecido para cada cosa es más probable que a la hora de dormir entienda y relacione que es la hora de descansar.
  • Rutinas: sigue la rutina que hayas establecido para ayudar a dormir a tu bebé y respeta horarios y orden. Si todavía no has empezado, es el momento, a esta edad es fácil que tu bebé participe y lo disfrute.
  • Acostarse antes: si tu bebé no es de llegar y quedarse dormido enseguida, puede ser bueno que intentes acostarlo media horita antes para que se relaje en la cuna y descanse mejor.
  • Dormir solo: aunque al principio no lo entienda es el momento de que vaya poco a poco aprendiendo a dormir solo. Es fácil que reniegue un poco antes de dormir, déjalo. Si ves que refunfuña de verdad, hazle saber que siempre estás ahí para cuando lo necesita.

Este es un momento en el que tu bebé empieza a tener más actividad. Descansar en esta etapa es esencial para disfrutar estableciendo lazos, para que desarrolle cuerpo y mente, y sobre todo para que os divirtáis mucho juntos.

24 de marzo, 2014 Sin comentarios colchon de cuna sillones de lactancia

Comentarios

Sin comentarios

Deja un comentario